¿Policía al servicio del Real Madrid? ¡La formalidad japonesa!