El día en el que Piqué tiene que volver a demostrar que debe ser titular