El Piqué más ofensivo se gana los ‘reproches’ de Jordi Alba por su falta de puntería