Piqué llega con las mangas recortadas a su entrenamiento en el Barcelona