Piqué incendió la redes con su tuit pero ni Ramos ni Carvajal quisieron contestar