Piqué y Ramos dan un paso al frente y lideran la conjura del vestuario de España: “Todos juntos”