Pérez-Burrull, sancionado por su pésima actuación en el Calderón