Pep Guardiola puede con la presión y demuestra sus buenas maneras con el golf