Peña San Diego, la única en la que conviven aficionados del Betis y del Sevilla