¡Pelos como escarpias! El PSV despide a Guardado como a un auténtico ídolo