Gago, al médico y entre lágrimas, antes de saber que se ha roto el ligamento: "¡Dani, vendá y dejame jugar!"

Gago, al médico y entre lágrimas, antes de saber que se ha roto el ligamento: "¡Dani, vendá y dejame  jugar!"cuatro.com