Pellegrini no quiere hablar del Madrid