El PSG declara la guerra a Neymar y lo pone en venta