El Oporto y Falcao ponen más difícil el pase a la Final