Neymar vuelve a sonreír con el Barça