Neymar da una patada a un balón junto al mar y… pierde una zapatilla