Neymar llegó 40 minutos tarde al entrenamiento del Barça tras la remontada