Neymar no puede contener las lágrimas en el minuto de silencio del PSG por las víctimas del atentado de Barcelona