El padre de Neymar defiende a su hijo mientras la prensa francesa lo defenestra