Neymar ya le ha confesado a sus compañeros que quiere irse al Madrid e incluso forzar su salida