Neymar pide cabeza a sus compañeros en la celebración del gol de Paulinho a Suiza