Los gestos de Neymar en el Clásico que sonaron a despedida: mirada perdida y ojos vidriosos