Neymar solo ha jugado nueve minutos con Brasil y esperará en el banquillo el próximo