El cuento más bonito de Navidad lo hace realidad el Barcelona cumpliendo el sueño de Nujeen, una niña refugiada