Las lágrimas de Naomi Osaka tras conseguir su primer Grand Slam