Quentin Moses prometió que cuidaría de la mujer y la hija de su mejor amigo y ha muerto intentando salvarlas de un incendio