Mourinho y Mijatovic, juntos viendo un partido en la grada para seguir de cerca a un jugador