Mourinho pidió al City que celebraran la victoria con más respeto antes de la batalla campal