'Lorenzistas, Rossistas y Marquistas': todo preparado para separar a los aficionados