Míster Cristiano: el portugués, cada vez más metido en labores de entrenador