Milán es verdiblanca: Más de 2000 km y 27 horas para ver al Betis en San Siro