Michael Owen le da una tremenda patada a un excompañero en un partido de leyendas