Mestalla, territorio hostil para el Real Madrid: Zidane debutó de blanco con derrota