Messi está triste pero no le preocupa su lesión