Messi vuelve a las arcadas ante el Málaga y no puede evitar el empate a cero del Barça