Messi y Piqué reprocharon en pleno vuelo a Valverde su planteamiento en Roma