Messi-Cristiano, duelo de kilómetros