El Mérida, próximo rival del Cádiz, ata a un jugador expulsado para evitar problemas