Mediaset España denuncia el escaso respeto profesional de la RFEF y la CNMC en la gestión de los plazos para pujar, producir y comercializar los derechos de la final de Copa