Maxwell y Pedro sentencian en Ceuta