Marco Verrati, "prisionero" del emir: el PSG se niega a negociar su venta con el Barcelona