De la alegría con Marcelo a la sobriedad con Benzema, así saludo Ramos a sus amigos