Maradona, al enterarse de la enfermedad del árbitro de la final del Mundial 90: “Es un ladrón, no me importa”