Maradona aterrizó en España sin dirigir ni una sola palabra a los Medios