El Madrid responde a la "máxima exigencia"