El Madrid está preocupado por el trayecto en autobús del hotel al estadio por la presencia de ultras