Madrid decidirá el nuevo rey inglés: Liverpool y Tottenham buscarán cosechar la final de la Champions