El Madrid se agarra a Vinicius y el Bernabéu se ilusiona con el brasileño