El Madrid sacó su mejor versión en el Camp Nou: partidazo de Isco y Kovacic