Madrid y Barsa, se vigilan antes del clásico